Letras artesanas: Crónica de un Mercado Virtual sostenible en tiempos difíciles

¿De qué hablamos cuando hablamos de economía? En el contexto de la pandemia del COVID-19, se nos hace imposible hablar de la economía española sin tener en cuenta el impacto que ha tenido esta crisis sociosanitaria sobre las vidas de las personas que nos dedicamos a la artesanía. La Confederación Española de Comercio (CEC) calcula que hasta un 20% de los establecimientos cerrará antes de terminar el año. Según datos de Turespaña, se perdieron 26.000 puestos de trabajo del ámbito turístico en la Comunitat Valenciana el pasado mes de julio.

Para tratar de aplacar el impacto, tanto asociaciones como artistas a nivel individual llevamos meses adaptándonos a las circunstancias en la medida de lo posible. El arte y la cultura son, también, servicios a nuestras comunidades. Por esto, y porque necesitamos mantenernos, nos esforzamos en ofrecer alternativas de ocio y consumo consciente a nuestro entorno.

En este contexto, el fin de semana del sábado 12 y el domingo 13 de este mes de diciembre, tenía lugar a través de Instagram el Mercado Virtual organizado desde la iniciativa Talento Local Vlc. Esta red artesanal surge a raíz de la Asociación valenciana Agora Talents.

Uno de los carteles para la promoción de nuestro Mercado Virtual navideño.

Detrás de este mercado, ha habido una labor de trabajo y coordinación considerables. El diseño de las imágenes de promoción, la redacción del manifiesto y demás textos, la difusión en Internet mediante carteles y vídeos, anticipando el encuentro… Todo este esfuerzo, repartido entre unas pocas artesanas que nos pusimos manos a la obra, dio a luz nuestro Mercado Virtual navideño.

Codo con codo y de pantalla a pantalla, nos las arreglamos para sacar adelante el proyecto en un periodo de tiempo que parecía escurrirse entre las teclas. La programación se dividía en bloques de entrevistas en directo. En cada una de ellas, Ana Fialho, la artesana autora de PELL D’ARBRE, marca de complementos en corcho y Barbara Marzoli, la artesana joyera tras Ikimajoyas; conversaban con las compañeras que participábamos en el mercado. En palabras de esta última, una buena síntesis de nuestro Mercado Virtual sería: “El todo es más que la suma de sus partes.”

Así, tuvimos la oportunidad de mostrar y vender nuestras obras, pero no se trataba de un mercado cualquiera. Las co-editoras de La Gorgona, parte del equipo de coordinación desde Bajo Verso, nuestro dúo poético y proyecto sociocultural; estábamos rodeadas, aun en la distancia física, de artistas que dedicamos los días previos a trabajar por aportar nuestro granito de creatividad local al Mercado Virtual.

Sin embargo ¿por qué este mercado? Como decíamos en nuestro manifiesto, cada vez más personas nos esforzamos por encontrar alternativas a las formas de producir y de comprar más habituales.

Y es que nuestro mercado ha tenido, además, un propósito especial. En un momento histórico en el que la destrucción de los entornos naturales está a la orden del día, nos hemos negado a conformarnos con las palabras. Rechazamos modas como la del “lavado verde”, esa corriente publicitaria engañosa que tan a menudo nos hace creer que lo que compramos es sostenible. No nos conformamos con subsistir a costa del planeta.

El Mercado Virtual fue nuestro modo de tejer nuestra propia alternativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s